23 junio, 2016
Desarrollo

Crónica “Recordando a José Luis Sampedro”

En tanto que el tiempo no es oro, sino vida, como gustaba señalar a José Luis Sampedro, el pasado 22 de junio decidimos dedicar la tarde en el centro de Madrid a homenajear la figura y la vida de este gran economista y literato. El encuentro tuvo lugar en el espacio Ecooo, en el madrileño barrio de Lavapiés, y tuvimos la suerte de contar con un conjunto de personas vinculadas, de una manera u otra, a José Luis Sampedro.

José Ángel Moreno y José Manuel García de la Cruz han sido los encargados de coordinar el Dossier nº 21 de Economistas sin Fronteras: “Recordando a José Luis Sampedro”, un dossier en el que han colaborado los intervinientes presentes en el acto.

Este último, José Manuel García de la Cruz, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, fue el encargado de introducir y moderar el encuentro. Ensalzando la figura de José Luis Sampedro, García de la Cruz señaló la contraposición que éste hacía entre la Economía Política y la Economics, como fuente de distinción entre dos maneras de fundamentar y entender la economía. Para Sampedro, la Economics en cierto modo sustituía la reflexión científica por el aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen las matemáticas, convertidas no tanto en un medio, sino en un fin en sí mismo; una economía matematizada y coherente consigo misma, pero encapsulada y alejada de la realidad. Por el contrario, Sampedro reivindicaba partir de un enfoque estructural, incorporando aportaciones de otras disciplinas como la sociología, la antropología o la historia, pues de otras disciplinas de las ciencias sociales se pueden extraer elementos sumamente útiles para el estudio de la realidad económica.

Acto seguido, Carlos Berzosa, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, describió a José Luis Sampedro como una persona cercana y entrañable, sin duda una gran contribución a los y las economistas de la época. Berzosa, quien ha actualizado algunos de los textos de Sampedro, señaló la dificultad que siempre supone escribir detrás de él. También subrayó, como título fundamental de la obra de José Luis Sampedro, “Las fuerzas económicas de nuestro tiempo”. Berzosa, recogiendo una reflexión del propio Sampedro, evidenció como a pesar del desarrollo de la economía y del avance tecnológico de las últimas décadas, no hemos conseguido acabar con “la montaña del hambre”.

Sampedro

En la siguiente intervención, Francisco Alburquerque, nos regaló algunas curiosas anécdotas de sus vivencias con Sampedro. También reflexionó críticamente sobre la enseñanza de la economía ya desde los niveles de Bachillerato, y destacó que la enseñanza de la economía debe pasar por enseñar a pensar, a reflexionar. En ese sentido, elogió el papel que juega Economistas sin Fronteras, como un espacio crítico y discrepante con ese “orden natural de las cosas”. Parafraseando a Sampedro, “las cosas son como son hasta que dejan de serlo”.

En referencia a la labor económica de Sampedro, Alburquerque destacó ese análisis anatómico, orgánico, con el que Sampedro se acercaba al estudio de la economía, un análisis capaz de introducir en los modelos esa complejidad propia de una realidad económica siempre compleja, incorporando también elementos de contexto de un carácter más cualitativo. De esta manera, Alburquerque también reseñó las influencias que enriquecieron el pensamiento de José Luis Sampedro, como la tradición que nace de la de escuela historicista alemana o el viejo institucionalismo estadounidense.

Por su parte, Marla Zárate, de la Universidad de Georgetown, nos acercó a la faceta más literaria de José Luis Sampedro. Marla Zárate conoció a Sampedro a la edad de 17 años, cuando pasó a ocupar el cargo de secretaria de José Luis Sampedro en el Servicio de Estudios Económicos del Banco Exterior de España. De esta manera, nos relató una serie de momentos vivenciales del longevo viaje vital que tuvo la suerte de compartir con Sampedro. Para Sampedro, relataba Marla Zárate, la escritura era una necesidad vital, y a ello dedicó buena parte de su vida. Se levantaba todos los días a las cinco de la mañana, buscando ese momento tranquilo y silencioso que siempre aporta el alba, para desarrollar y plasmar toda esa creatividad de la que tanto hemos disfrutado. Obras como “Octubre, octubre” o “La sonrisa etrusca” dan buena cuenta de ello. Tanto en la economía como en la literatura, en palabras de Zárate, Sampedro se consideraba un “afuerino”, pues desde la periferia uno es capaz de ver el bosque, y pensar de manera diferente y crítica.

Los Econoplastas, un colectivo de economía crítica formado por profesores y profesoras de bachillerato de Guadalajara, pusieron una nota de humor al encuentro. Recientemente han publicado un pequeño libro: “Economía eres tú”. En 1982, la Fundación Universidad-Empresa editó el libro titulado “Los estudios de un joven de hoy”, dedicado al entonces Príncipe de Asturias para que sirviera de formación a su incipiente vida adulta. José Luis Sampedro fue el encargado de escribir el capítulo sobre la economía que sintetiza estupendamente el objetivo, instrumentos y mecanismos de esta ciencia social. Este texto queda recogido en el libro publicado por los Econoplastas. También nos deleitaron con un par de cuentos, “Caperucita roja y el mercado feroz”, y “Pablito quiere saber”. Este último escrito por el propio José Luis Sampedro.

Finalmente, Olga Lucas, escritora y viuda de José Luis Sampedro, habló de su experiencia en la ardua tarea de recopilar y editar los textos, sobre todo de economía, que a lo largo de su vida Sampedro nos ha dejado como legado. También agradeció todo el esfuerzo realizado por unos y por otras en la difusión de la obra de Sampedro, una tarea del todo necesaria, más si cabe en los tiempos que nos ha tocado vivir, pues, como decía al comienzo, el tiempo es vida, pero con Sampedro también es oro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.