Europa, espacio para la izquierda