¿Irresponsabilidad social empresarial en Cataluña?