Los tendales del cuidado en la IV Feria de Economía Social de Madrid

Continuamos con nuestra pequeña gira de tendales, si la anterior colada,en el Foro Social de Madrid, fue todo un éxito, en esta ocasión no lo sería menos cuando nuestras prendas llamaron la atención en el marco de la IV Feria de Economía Social de Madrid.

Tendales 5

Los jóvenes que participamos en Economistas sin Fronteras organizamos el taller introduciendo la economía de los cuidados y la importancia que tienen las acciones diarias que desarrollamos las personas para nuestro propio bienestar y el de nuestra sociedad. Los participantes que se acercaron al Matadero Madrid, agrupados en cuatro círculos revisaban las actividades de su vida diaria sobre nuestros papeles que simulaban prendas de vestir. Estas se separarían y colgarían en dos tendales para dar paso a una lluvia de ideas que nos ayudase a ver el criterio según el cual las habíamos diferenciado.

El resultado fue que cada actividad de nuestra vida cotidiana podía encuadrarse en dos tipos de economía: la economía convencional o en la economía de los cuidados. La cantidad de actividades que realizamos a lo largo de nuestros días relacionadas con los cuidados, tanto físicos como afectivos y emocionales, nos permitió resaltar su papel esencial. Se mostró como no sólo ese trabajo no remunerado supera la cantidad total del trabajo remunerado, sino sobre todo porque el cuidado es fundamental para mantener la integridad mental, física y relacional de todas y cada una de las personas.

Tendales 12

Tendales 3

 

La parte más interesante serían las reflexiones que luego desarrollaría cada grupo sobre cuatro temáticas que atraviesan los cuidados: ¿soy autosuficiente? (dependencias); desigualdad (cadenas globales de cuidados); conciliación (vida laboral y familiar); el papel de la mujer (en la economía de los cuidados).

A través de estas discusiones nos dimos cuenta de como los cuidados implican relaciones sociales de interdependencia a lo largo de toda nuestra vida, que parecen invisibles pero sostienen nuestra vida productiva. De manera simultánea damos y recibimos cuidados, y estas interdependencias se dan en un mundo global que hace que estás cadenas de dependencia se extiendanmás todavía ahondando aún más en la desigualdad sobre la mujer. Otro de los temas importantes se dio en torno a la conciliación de la vida laboral y familiar, que suele centrarse en el cuidado de los hijos obviando otras cargas familiares como es el cuidado y atención de las personas mayores. Se destacó también como la economía de los cuidados implicaría una reorganización del trabajo y unos usos del tiempo no centrados tanto en la eficiencia sino que se atengan al ritmo de nuestra vida. 

Tendales 6

Tendales 7

También aparecieron propuestas muy interesantes expuestas por los participantes, por ejemplo, al replantear la reflexión sobre la autosuficiencia y conciliación laboral/familiar, se planteó la posibilidad de que se reconociesen los cuidados como un derecho universal. Por otro lado, al debatir sobre el papel de la mujer en los cuidados, se resaltó la importancia de la educación, pues a través de la misma se podría romper con ese pensamiento diferenciador entre trabajo productivo y reproductivo.

Tendales 13

Por último decir que fue un encuentro breve, pero muy ameno y participativo, que nos dejó a todas y a todos con más ganas de profundizar en la Economía de los cuidados, por lo que esperamos que quizás próximamente podamos seguir haciendo actividades como ésta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *