Migración y desarrollo: hacia un modelo común europeo

El 26 de septiembre desde el área de Economía Social y Solidaria de Economistas sin Fronteras asistimos a las jornadas sobre “migración y desarrollo: hacia un modelo común europeo” que ha organizado el Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad. Este evento se ha desarrollado como un espacio de encuentro, reflexión y debate en el que participaron diversas organizaciones y actores expertos en migraciones y desarrollo, tanto en el ámbito europeo como español. La introducción y apertura de las jornadas corrió a cargo de la presidenta del Movimiento por la Paz Francisca Sauquillo, quien hizo un recorrido por diversos proyectos que representan el trabajo desarrollado por MPDL en el área de cooperación y desarrollo.

2016-09-27-2

En la primera sesión participaron representantes de la red SOLIDAR, organización de la que es miembro MPDL y cuyos principales ejes que definen su trabajo son la cooperación, la dimensión social y educativa en búsqueda de justicia social en Europa y más allá de Europa. Conny Reuter, Secretario General y Elsa Laino, Coordinadora de Servicios Sociales de SOLIDAR, hicieron una reflexión sobre las actuales políticas de migración y desarrollo en Europa relacionándolas con la crisis humanitaria y migratoria que actualmente vive el continente. Según Reuter, frente a la idea de codesarrollo que ha desaparecido de la agenda europea la respuesta más fuerte ante la crisis migratoria que estamos viendo es la que están ofreciendo las organizaciones sociales que tienen mayor conocimiento de la realidad social.

 

Entre los principales problemas de la crisis migratoria se encuentran la evolución de las rutas migratorias ante el cierre de la ruta de los Balcanes, la falta de claridad en los mecanismos de recolocación, el alto riesgo a efectos de integración de quienes buscan refugio y asilo, además del poco esfuerzo en atacar las raíces profundas de la causa de migración. Según el Secretario General de SOLIDAR nos encontramos en una situación en la que el debate a nivel europeo está siendo manipulado y distorsionado, de manera que se oculta a la opinión pública que la principal característica de estos procesos migratorios es que se realiza entre países Sur-Sur. Además el problema del tráfico humano no sólo aumenta sino que el volumen financiero financiera que representa contrasta con la escasa aportación económica europea para evitarlo.

 

Entre los principales procesos políticos a nivel europeo se destacó la expectación que genera la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el anuncio por parte de la Comisión de la Unión Europea del establecimiento de un nuevo Marco de Asociación con terceros países en el marco de la Agenda Europea de Migración de cara a una cooperación reforzada con terceros países para gestionar mejor la migración y la Revisión del Consenso Europeo sobre Desarrollo. La Agenda 2030 introduce elementos positivos como la consideración de la gestión social de un cambio climático que provoca crisis migratorias. No obstante, el Marco de asociación por parte de la Unión Europea con terceros países provoca escepticismo debido a que los partenariados que establece la UE con terceros países en el tema de migración siguen el modelo de externalización de fronteras para la contención de la migración a cambio de ayuda al desarrollo, tal y como se ha establecido con Turquía. Por último, sobre el Consenso Europeo sobre Desarrollo, las organizaciones como SOLIDAR presionan para que las políticas de desarrollo estén encaminadas al plan de acción de la comisión para crear un sistema armonizado de los Estados miembros que ayude a la cohesión social y que reconozca la contribución económica y social de los inmigrantes a un desarrollo sostenible. Desde SOLIDAR se defiende que nuestras sociedades pueden aprovecharse de una acogida inteligente en el mercado laboral y de las contribuciones sociales al sistema de salud y el sostenimiento de las protecciones.

2016-09-27-4

 

En la siguiente sesión a través de las experiencias en Marruecos de Manuel Lorenzo, Responsable en Marruecos del MPDL, y Rachid Badouli, Director de la Fondation Orient-Occident, comprobamos de forma práctica los retos que tiene por delante las políticas migratorias de la Unión Europea y terceros países socios. Marruecos ha servido como laboratorio político europeo en materia de inmigración y ha sido uno de los principales socios para el control de fronteras de la Unión Europea. Sin embargo, la legislación en materia de migración por parte de éste país es reciente y el desarrollo de su marco legislativo en migración desde 2003, no ha evitado las vulneraciones de derechos y los abusos sobre las personas migrantes.


Desde la Fondation Orient-Occident se expuso cómo la cuestión migratoria ha cambiado en Marruecos desde la crisis económica europea y la Primavera Árabe. El marco de negociaciones que establece Marruecos con los Estados miembros de la Unión Europea se hace sin tener en cuenta la sociedad civil, además de estar llevando a cabo una iniciativa de cierre de fronteras. La Fondation Orient-Occident mostró su preocupación por la integración de los refugiados en la sociedad marroquí ante una ley de asilo que no acaba de concretarse y materializarse, además de denunciar los procesos de regularización que se están llevando a cabo por Marruecos a la población refugiada siria con el fin de no asumir su responsabilidad de dar una respuesta humanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *