Tejer: arte ancestral. ¿Lo aprendemos?