C2C: Cómo fue la segunda edición

Por Juan Buitrago

“C2C conversaciones”, es un evento creado para organizaciones de la economía social y solidaria (ESS) de toda la geografía española, con la intención de generar lazos, debates y posteriormente conocimientos entre y para ellas. Se podría definir como un alto en el camino, una reflexión sobre pasado y presente de la ESS que ayude a proyectar un futuro más interconectado, consensuado y fuerte. Aquí dejamos un enlace a su primera edición. Este año fue llevado a cabo en Madrid, promovido y organizado por REAS, red en la cual participamos desde Economistas sin Fronteras) y el Mercado Social, apoyados por el Ayuntamiento de Madrid.

El evento se organizó en 4 ejes que tratan de representar los pilares que sostienen el actual núcleo de debate de la ESS. Estos ejes son:

Eje 1: Transformación de empresas de la ESS.

Este eje trató de desentrañar los orígenes del tejido productivo de ESS y buscar nuevas fórmulas que lo generen, como la apropiación por parte de los trabajadores, de empresas que se declaren en concurso de acreedores y procedan a ser cerradas, y su transformación hacia la ESS acompañados de asesores que vean su viabilidad.

Eje 2: Financiación y escalabilidad.

Este eje empezó con una serie de charlas (por parte de representantes de diversos proyectos de la ESS con un crecimiento sano y exitoso) que pretendían ilustrar las problemáticas y posibilidades a las que se enfrentan las organizaciones de la ESS al tratar de crecer, y si crecer es siempre la mejor opción.

Eje 3: Mutualización.

La cooperativa como fórmula para crear proyectos en la ESS, y otras posibles formas de organizarse para ser capaces de independizarse de la ayuda estatal.

Eje 4: Modelos de emprendimiento y protoemprendimiento.

Habla de los programas de apoyo al preemprendimiento en base a las mejores estrategias y enseñanzas que se hayan podido ver en proyectos que lleven tiempo en pie.

Por último, nos reunimos todos para poner en común las ideas, intercambiar sensaciones y poner la mirada en el siguiente progreso, para retomar en él algunas de las herramientas e ideas encontradas en este y así ver sus virtudes y defectos, y continuar desarrollándonos y creciendo conjuntamente.

Personalmente, participé en el eje 2, el cual me resultó realmente enriquecedor tanto por las preguntas que fue creando en mi, como por las formas de desarrollar pensamientos para dar con la respuesta a las mismas (lo cual, para mi gusto, suele faltar o darse de una forma breve en este tipo de encuentros). Preguntas como:

-¿Qué pesa más cuando se da un proceso de crecimiento de un proyecto?; ¿la perversión del mismo y su pérdida de pureza ideológica (por ejemplo, su horizontalidad y la toma de decisiones por consenso de cada tema de forma individualizada), o la ganancia de capacidad transformadora?.

-¿Qué se debe valorar más: eficiencia o creatividad? ¿Estándares predefinidos o tratamiento personalizado?.

-¿Se puede generar una estructura horizontal que aguante este crecimiento?.

-¿Qué rol debe desempeñar el socio en las cooperativas una vez que se produce este crecimiento tecnificador? ¿Donde queda su razón de ser, pierde capacidad de decisión por la necesidad de conocimientos más técnicos y especializados en cada tema?

Todo ello acabó desembocando en la pregunta “estrella” del eje 2:

-¿Hasta qué punto es necesario el propio crecimiento?.

Hay más métodos de desarrollo que no implican el crecimiento de la organización ( como la asociación, la replicación…). Según el tipo de organización y su ámbito de acción, puede ser más o menos necesario el crecimiento. Si el éxito o eficiencia del proyecto, depende de economías de red o de escala, necesitará aumentar en volumen comercial creciendo probablemente.

Así, el Viernes por la mañana, una vez consensuadas las ideas a desarrollar, se trabajó en posibles herramientas financieras, formas de organización horizontal para grandes números de personas y herramientas para mejorar los modelos gerenciales. Las cuales, como hilos conductores, se seguirán desarrollando para volver a ser analizadas y depuradas en el siguiente congreso.

Estas y muchas más, fueron preguntas lanzadas bajo el paraguas del tercer C2C, que ya se auguraba en el horizonte, y se marcó como  momento en el que se responderían. Este pretexto condujo a la voluntad colectiva de alcanzar durante el congreso más un desarrollo de posibles respuestas, que una respuesta inmediata. Haciendo del debate y la reflexión, gran parte del núcleo duro del congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.