27 abril, 2016
Euskadi

Crónica de las III Jornadas #OtraEconomíaEstáEnMarcha por Nekane Rivas

Por Nekane Rivas, Bilbao El pasado 8 y 9 de abril, tuve la oportunidad de acudir a las Jornadas “Otra Economía Está En Marcha” en Madrid. Este era el segundo curso impartido por Economistas sin Fronteras al que acudía, y una vez más volvió a superar las expectativas que tenía del mismo. En tan solo dos días se debatieron múltiples temas, de este modo, descubrí nuevas alternativas para hacer frente a la economía actual y aprendí más acerca de otras ya conocidas. En la primera intervención, tuvimos el honor de escuchar al economista Italiano Stefano Prato, el cual nos presentó la teoría del cambio. Tras poner sobre la mesa las características del sistema actual, hizo hincapié en el limitado poder del estado, y con él de ciudadanos, en la toma de decisiones importantes para el sistema entorno al que gira este mundo globalizado.  Este limitado poder que cada vez es más pequeño, ya que la sociedad está desarrollando una cultura del miedo, y en la que cada vez se le da menos importancia a las relaciones sociales. Esta intervención nos hizo sentir pequeños e impotentes ante la situación actual en un primer instante, pero esto dio paso pronto a la conciencia de que hay que actuar para cambiar la situación presente. La tarde del viernes cerró con una versión crítica del cuento de “La lechera”  la cual nos hizo reír y reflexionar. En ella, los Econoplastas narraron el modo en el que una simple campesina puede llegar a hacerse de oro mediante la especulación “siempre y cuando no se le derrame la leche”. La mañana siguiente en la primera mesa redonda, se retomó el tema del poder en el mundo al cual ya había hecho referencia Prato. Comenzó la profesora Itziar Ruiz-Giménez Arrieta poniéndonos distintas gafas para llegar a ver quién tiene el poder en el mundo. Por un lado, hizo referencia al poder de los estados, y las luchas de poder entre ellos, causantes de guerras, fronteras inquebrantables,  etc. Por otro se encuentra el sistema capitalista global, el cual da el poder a las grandes empresas multinacionales. Y así se crean las élites de poder actuales, las cuales son inalcanzables y no se puede influir en ellas siendo un “simple ciudadano”. Por este hilo siguió José Medina Mateos dándonos una visión del neoliberalismo como una estructura de poder con forma de gobierno en la que la económica trata de mercantilizar todo lo social. Así han llegado los derechos humanos y naturales e incluso las relaciones sociales a ser explotados con el objetivo de sacar beneficios de ellos. A continuación, el profesor Ignacio Martínez Martínez, siguió con el tema en curso, centrándose en la concentración de este poder del mundo, el cual va en aumento. Las decisiones tomadas por la ya mencionada “élite” cada vez son más abundantes, y cada vez es más difícil acceder a ellas. Además, el marco “político estatal” (el primero mencionado por Itziar Ruiz-Giménez) está disminuyendo su poder frente a las grandes empresas. Con esto da paso el doctor Víctor Alonso Rocafort a la “Crisis de la democracia”. Planteando la pregunta de si la democracia actual podría clasificarse como oligarquía. Ya que, como hemos mencionado, a pesar de que haya elecciones y se forme de estas un gobierno, poco pueden aportar los ciudadanos en las decisiones importantes que de verdad afectan a nuestro día a día. Para dar solución a esto plantea una rebelión ciudadana frente a la rebelión de un partido político, ya que es la cultura de conformismo y miedo en la que nos hacen crecer la que no da pie al cambio. Para superar estas emociones “artificiales” creadas por el sistema, Victor Alonso plantea poner en el centro nuestras emociones y relaciones sociales, empezando así a crear micro-resistencias con pequeñas acciones del día a día, para salir de estos marcos en los que nos encierran. En la siguiente mesa redonda, se trataron distintas perspectivas dentro de la economía heterodoxa. Primero, Oscar Carpintero puso la economía convencional frente a la economía ecológica. Planteando la primera abierta y con una capacidad de crecimiento no finita, dentro de la tierra, la cual sí que es finita. De ahí su insostenibilidad y la necesidad de dar paso a una economía ecológica. Después de éste, la jurista Eugenia Rodriguez siguió dando pie al debate poniendo en el centro de la mesa el tema de “los bienes comunes”.  Aplicando las medidas necesarias para un consumo responsable, para lo que serían necesarias unas políticas orientadas a las necesidades básicas, se podría llegar a un bienestar común. Tras la pausa para comer, se dio paso a un diálogo centrado en la política de la mano del Concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato y Pablo Martínez Osés, especialista en cooperación internacional y desarrollo. En ésta, el político hizo hincapié, por un lado, en la necesidad de transparencia en el tema de la deuda, dando importancia a informar a la ciudadanía. Y por otro lado, la necesidad de implicarse más a la hora de contrataciones públicas. Ya que se han dado casos de malas prácticas en obras públicas por contratar “al más barato” sin involucrarse en el método empleado para llegar a estos costes bajos. Por lo que es necesario asegurarse de que en el Estado se lleven a cabo prácticas justas, y analizar éstas forma parte del trabajo del Estado. Para terminar las jornadas, en una última mesa redonda, Erika González, Iolanda Fresnillo,  y Ricardo García Zaldívar, debatieron acerca de las empresas transnacionales, el problema de la deuda mundial y los paraísos fiscales. Como ya se había mencionado en una mesa redonda anterior, las empresas transnacionales forman parte, junto a los estados, de la “élite mundial” los cuales han sido creadores de la crisis de la deuda mundial. Los Estados, actuando con y junto a empresas multinacionales, han hecho de la “Ayuda” negocio. Creando un sistema financiero basado en generar deuda, que acaba beneficiando al acreedor, y dejando al receptor, el que necesitaba ayuda, como deudor.  Esto aplicado a países, crea y fomenta la desigualdad de una manera irreparable si no se cambia de sistema financiero. Ya que actualmente, diversos países se encuentran ante deudas impagables  y los países acreedores utilizan esto como medio para implantar medidas a su favor en estos países. Para finalizar, Ricardo Garcia abrió el debate de los paraísos fiscales. Explicándonos cómo funcionan y dándonos datos actuales, escalofriantes, acerca de las cantidades de dinero que se mueven en ellos, y la “pasividad” de los gobiernos a escala global ante este problema. Y así se dio paso al cierre de las jornadas, de las cuales salimos siendo más sabios y conscientes de los problemas actuales del sistema que nos rodea. Y así mismo,  de las diferentes prácticas que se están llevando acabo, o deberían llevarse a cabo para cambiarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.