29 abril, 2016
Euskadi

Desde Bilbao, Olatz Román nos cuenta su participación en #OtraEconomíaEstáEnMarcha 2016

Por Olatz Román, estudiante de Bilbao A las 17:00 del viernes 8 de abril como un reloj estábamos todxs lxs alumnxs que habíamos sido invitadxs a las jornadas en la placita del Medialab. Tras una breve charla introductoria (que también sirvió en muchos casos como charla motivacional) nos dirigimos escaleras arriba al salón que daría lugar durante esa tarde y el día siguiente a un gran número de ponentes de lujo y a un aún más grande número de asistentes deseosos de escucharles. Un gran salón lleno de sillas, auriculares conectados a una traductora y un sol abrasador que entraba por los largos ventanales. Este es el panorama que se encontró Stefano Prato, miembro de la “Society for International Development”. Nuestro primer ponente de las jornadas planteó de primeras una cuestión cuyo hilo siguió durante las dos horas que nos acompañó: ¿Qué economía para qué desarrollo? A pesar del calor y de las dificultades con el idioma fue una conferencia más que llevadera. Haciendo numerosos guiños a su faceta de veterinario, Prato nos expuso la teoría del cambio y cómo el miedo es capaz de aislar a la población. Criticó el hecho de que los derechos humanos no fueran más que una aspiración y que las fuerzas para el desarrollo sólo se centraran en la pobreza dejando de lado las desigualdades. Y, por último, nos instruyó en la necesidad de la inclusión equitativa y en la importancia de los radicales y progresistas para hacer cambiar lo ahora considerado “mainstream”. Cuando todavía casi ni habíamos tenido tiempo de acabar de aplaudir, los Econoplastas ya habían subido a la palestra con su cuento para cambiar la economía. Nadie discutirá que fue la sesión más divertida, aunque breve, de todas las jornadas. Con un cuento de la lecherita adaptado a los tiempos modernos donde los Papeles Panamá tenían más importancia de la que era de esperar (no recordaba yo eso en el cuento que me contaba mi madre), se despidieron ante una oleada de fuertes aplausos. Y así concluyó nuestro primer día de jornadas, todos a reponer pilas que el siguiente sería un día intenso. Eran las 10 de la mañana y ya habíamos cogido sitio en el ya habitual salón de actos del Medialab para presenciar la primera mesa redonda del día. En esta ocasión trataba de economía y poder, con un “line-up” de lujo. Comenzó Itziar Ruiz-Giménez Arrieta, profesora en la Universidad Autónoma de Madrid, con una breve explicación del poder en el mundo. Subrayó ante todo el poder del capitalismo en los estados, los cuales ya no representan a la sociedad civil, lo cual se ve agravado por la forma de pensar de la gente, que dándole fuerza a lo material contribuye a la elite portadora de este poder. Siguiendo la línea del poder transnacional comenzó su discurso José Medina Mateos, de La Mundial, quien se centró más en el papel del sector empresarial, dominante desde los años 80, y en su papel en la construcción de la agenda 2030. Aunque en la construcción de esta se quiso dar un aspecto más de participación comunitaria, esto era hasta cierto punto falso, creando políticas favorables para las empresas y de esta forma incentivando el sector privado. Muy cerca de éste continuó la ronda Ignacio Martínez Martínez, de la Universidad del País Vasco, quien nos habló de sociedad civil y poder. La clave de su argumentación fue la explicación sobre los procesos de independencia: la transnacionalización y la concentración de poder en una élite económico-política. Cierto es que creó cierta discrepancia al hablar de la necesidad de una gran mayoría para conseguir el cambio, siendo, desde mi punto de vista, esencial que cada individuo desde su reflexión el que haga contra las estructuras de poder a las que se opone. Una mayoría no es más que un conjunto de individuos en disconformidad con un asunto común. Y así se le concedió el turno al último ponente de la mesa, Víctor Alonso Rocafort, del Colectivo Novecento, probablemente uno de los más aclamados en las redes sociales con el hashtag #OtraEconomíaEstáEnMarcha. Preguntándose si nuestro sistema de poder era una democracia como los hacen creer o una oligarquía, razonó en clave a esta última argumentando que son las élites las que deciden hoy en día. Subrayó el poder de los movimientos sociales para el cambio gradual de estos marcos hegemónicos. Tras un breve descanso, llegó la segunda mesa redonda de la mañana, en la que, por desgracia, tuvimos que prescindir de nuestra experta en economía feminista Carmen Castro García. Oscar Carpintero Redondo, de la Universidad de Valladolid, abrió la exposición con un fascinante discurso sobre la economía ecológica. Criticó el funcionamiento de la economía convencional, en la cual los recursos naturales son tomados como externalidades y el proceso económico es lineal, en lugar de dar cabida a la reutilización o al reciclaje, imitando a la biosfera. Hizo un análisis de la crisis actual desde el punto de vista de la ecología, sacando a la luz el límite de los recursos y los residuos y la innecesaridad de tanto crecimiento. Tras él, le llegó el turno a María Eugenia Rodríguez Palop, de la Universidad Carlos III de Madrid, quien trató el tema de la economía de los comunes. Nos habló del bien común, incompatible con la oligarquía, y del carácter interdependiente del ser humano. Remarcó la necesidad de la redistribución del bien común mediante la limitación de la propiedad privada. Tras una mañana intensa, tocó el descanso para comer. Todavía nos quedaba la tarde, repleta de conferencias y mesas redondas no de menos interés que las de la mañana. A las 16:00 empezó el primer diálogo de la tarde entre Carlos Sánchez Mato, Concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, y Pablo Martínez Osés, especialista en cooperación internacional y desarrollo. Carlos Sánchez Mato aprovechó la ocasión para hablarnos de algunas experiencias vividas en el ayuntamiento de Madrid. En lo que respecta a la deuda quiso remarcar la importancia de transparencia por parte del órgano político y de la importancia de la auditoría ciudadana. Por otro lado, trató el tema de las contrataciones públicas, que no se deberían centrar simplemente en los costes, sino en otros factores como el empleo o la calidad de los servicios ofrecidos. Y así, antes de darnos cuenta, llegó la última mesa redonda de las jornadas con el título de “Movimientos sociales en una economía global”. Comenzamos la sesión con Erika González Briz, investigadora del Observatorio de Multinacionales en América Latina, para hablar de las resistencias y alternativas contra el poder de las empresas transnacionales. Estas recaen principalmente en las comunidades afectadas por la actividad de estas empresas y, como no, de los gobiernos, que tienen el poder regulador para delimitar este tipo de actividades nocivas. Para tratar el tema de la deuda y las auditorías ciudadanas contamos con Iolanda Fresnillo i Sallán, perteneciente e la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda ¡No Debemos! ¡No Pagamos!, a la que de alguna manera Carlos García Mato allanó el camino previamente. Trató este tema de gran actualidad e importancia haciendo hincapié en la pérdida de soberanía que esta supone. Para finalizar, Ricardo García Zaldívar, de ATTAC y la Plataforma Justicia Fiscal, trató precisamente este tema, la justicia fiscal. Habló de la importancia de la progresividad del sistema fiscal y mencionó los ahora famosos Papeles Panamá en relación al tema tratado. Con todas estas puertas abiertas para la reflexión, no sin pena marchamos del Medialab encantados con las jornadas y con esta otra economía que ya está en marcha. Marchamos con la esperanza de volver a tener el privilegio de acudir el año que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.