Estuvimos viendo y debatiendo en torno a la película Taming the garden

Nos reunimos el 25 de noviembre para despedir la XXII edición del Ciclo de Cine con la película “Timing the Garden” junto con las amigas de Ecologistas en Acción, quienes inspiran el Día sin Compras, jornada internacional de huelga de consumo, que se viene realizando desde hace años, para visibilizar sus impactos y alternativas.

En esta última sesión nos centramos en la insostenibilidad que supone el modelo actual de vida bajo las lógicas del capitalismo, reflejado en el traslado de un árbol centenario desde un jardín de una casa a un bosque privado propiedad de un exministro de Georgia, y en las consecuencias que va provocando en su camino.

El título del debate que se realizó tras la proyección nos indica muy bien la dirección que tomó el mismo: “Tu planeta no tiene dueño: impacto de nuestro consumo en la biodiversidad”, quienes se encargaron de trazar el rumbo fueron Jesús Martín, promotor de la campaña “Sin biodiversidad no hay vida” y miembro de Ecologistas en Acción; Charo Morán, miembro de Ecologistas en Acción y una histórica de estos ciclos; y Cristina Fernández, miembro de Asociación Mar de Tierras.

Jesús nos adentró en la primera parte del trayecto comentándonos la pérdida de biodiversidad que provocan nuestros hábitos de vida, tomando como ejemplo el traslado del árbol de la película, en la que se puede ver cómo, para que llegue intacto de un lugar a otro, se construyen caminos, se talan otros árboles (centenarios también algunos de ellos, pero no con tanta frondosidad como el protagonista) y se diseñan transportes específicos para este árbol, tal y como hemos ido creando nuevas formas, más rápidas y más contaminantes, para hacer llegar los productos de un lado al otro del planeta para alimentar nuestra necesidad de consumo, cada vez exigiendo más inmediatez y más exclusividad.

También nos habló de cómo hay otros senderos que podemos seguir para salirnos del camino marcado, ya sea con un consumo de proximidad o consumiendo menos, sólo lo necesario.

Por su parte Charo nos guio por las grandes autopistas de los datos, apoyándose en los informes de Ecologistas en Acción nos fue indicando todo lo que nuestro consumo provoca en el planeta, desde la deforestación de las selvas de Latinoamérica y Asia por el consumo masivo de aceite de palma y soja, ya sea para su consumo humano directo como para el consumo animal en las macrogranjas que se expanden por todo el mundo, hasta la invasión del eucalipto en el norte de España para conseguir su madera y su sustitución por el bosque atlántico autóctono, pasando por la extracción de minerales para los productos tecnológicos y la crisis de los microprocesadores que está paralizando muchos sectores.

Gracias a tener un conocimiento más detallado de esta realidad podemos concienciarnos realmente de las huellas que dejamos a nuestro paso.

Finalizamos la ruta de la mano de Cristina centrándonos en la tranquilidad que nos da pensar, aunque sea sólo por unos segundos, en un espacio de naturaleza abierta, lejos del bullicio, y en cómo construir lugares más habitables implica construirlos conforme a una lógica sostenible y ecológica.

 


Esta actividad está organizada por Fundación Finanzas Éticas, Ecologistas en Acción, Golem y Economistas Sin Fronteras. Está  financiada por el Ayuntamiento de Madrid  en el marco del proyecto “Desafiando la crisis desde los IES de Madrid: por una respuesta a la pandemia alineada con la Agenda 2030 y los ODS» y por AECID en el marco del proyecto 2020/PRYC/000910.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.