PIRÁMIDE DE HÁBITOS FINANCIEROS SALUDABLES

Del mismo modo que la popular pirámide nutricional ha contribuido a que todos conozcamos que alimentos nos convienen más o menos (otra cosa es que le hagamos caso), la idea también podría resultar útil en el terreno de las finanzas domésticas. De esta sencilla premisa nace la pirámide de hábitos financieros saludables.

 El gráfico anterior no pretende ser más que un mero ejemplo; lo ideal es que cada uno cree su propia pirámide en función de su situación, perspectivas, objetivos y valores. Con el fin de facilitar esta personalización se puede descargar aquí una versión editable en Powerpoint. Sin embargo, un simple vistazo a la base y a la cúspide de la pirámide mostrada basta para advertir que buena parte de la población lleva  llevamos (lo reconozco) una dieta financiera invertida a la recomendada. No es momento para profundizar en los posibles porqués (aunque seguramente la falta de educación financiera y el bombardeo publicitario al que estamos sometidos tengan algo que ver), sino de actuar y buscar soluciones. Evidentemente, el ejercicio de construir nuestra propia pirámide de hábitos financieros saludables no va a mejorar automáticamente nuestra situación financiera. Volviendo al símil de la pirámide alimentaria, el tener claro que la bollería industrial se encuentra en la cúspide y las frutas y verduras en la base tampoco es condición suficiente para que nuestra salud mejore. Pero tener interiorizada la estructura de la pirámide que hayamos construido si representa un primer paso en el largo y arduo camino hacia el control de nuestras finanzas. Y todos conocemos las consecuencias que puede tener optar por la alternativa de dejar que sean las finanzas las que nos controlen a nosotros. No cabe duda de que el coste de oportunidad puede ser muy elevado e irreversible. Porqué como dijo Henry George Bonh “El dinero es un buen sirviente pero un mal amo”. Hay que reconocer que el hombre lo clavó con la frasecita.

Carles Canitrot

Economistes sense Fronteres

4 respuestas a «PIRÁMIDE DE HÁBITOS FINANCIEROS SALUDABLES»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.