5 julio, 2012
EsFComunicación

Valve: éxito de una compañía sin jefes

Valve es una compañía de desarrolladores de videojuegos que decidió trabajar con un modelo de gerencia completamente diferente y parece estar funcionando. Son un poco más de 100 empleados que eligen naturalmente a los líderes de cada uno de sus proyectos.

De las oficinas de Valve salió uno de los juegos más importantes de la década del 2000: son los creadores de Half-Life y Counter Strike y dicen tener un espacio libre de jefes. De hecho, aseguran que gracias a esto tienen niveles altísimos de productividad y creatividad.

Para que esto sea posible, se basan en algunos principios fundamentales: solo contratan a gente altamente motivada, les permiten decidir en qué proyectos quieren trabajar, los entrenan para ver qué proyectos son valiosos y para agregarle valor a cada uno, les dan espacio para equivocarse, ser responsables de sus errores y aprender de ellos. Por último, entre iguales deciden el valor y la compensación de cada empleado.

Tal vez, este curioso modelo solo funcione para compañías muy peculiares, pero nos preguntamos si podría ser aplicable en otros contextos. Es decir, ¿estamos seguros de que este es el mejor modelo de empresa?

Para más detalles, lee la entrevista a Terri Kelly, presidenta ejecutiva de W.L. Gore, fabricante de Gore-Tex, sobre su evaluación de esta multinacional.