Bilbao. Una alternativa es posible: un día en la Economía Socil y Solidaria