Dimensiones de la RSC

unnamedEl 13 de junio se celebró la jornada “Dimensiones de la RSC”, organizada por Economistas sin Fronteras y la Cátedra Telefónica-UNED de Responsabilidad Corporativa y Sostenibilidad. En la primera mesa de la mañana, “Dos visiones de la responsabilidad social en los mercados: competitividad en el respeto a los derechos humanos y responsabilidad del sector financiero”, moderada por Eva Pardo, Coordinadora de proyectos de la Cátedra Telefónica-UNED de Responsabilidad Corporativa y Sostenibilidad, participaron Beatriz Fernández Olit del Área de RSC e Inversiones éticas de EsF, quien presentó el estudio “Principales impactos ambientales y sociales del sector financiero: evaluación de la banca europea”, en el que se analiza la banca cotizada europea bajo la perspectiva medioambiental y social; Asunción Candela, colaboradora de la Cátedra Telefónica-UNED de RC y Sostenibilidad y Economistas sin Fronteras, expuso el estudio “Empresas, Derechos Humanos y competitividad: ¿una relación imposible?”, que pretende mostrar cómo el respeto por los DDHH no tiene por qué deteriorar la capacidad de las empresas para competir en los mercados internacionales y, a la vez, la actividad económica de las grandes corporaciones no se puede seguir realizando a costa de una expoliación de los derechos de las personas más vulnerables; y Rocío Macías, del Área de RSC e Inversiones éticas de EsF, quien expuso el trabajo que trimestralmente se realiza en el Laboratorio de fondos de Inversión Socialmente Responsable y de Planes de Pensiones de Empleo ISR, en el que se ofrece información actualizada y análisis de los principales fondos de inversión y planes de pensiones de empleo socialmente responsables domiciliados en España y que pueden ser contratados por el/la inversor/a particular. En la segunda mesa tuvo lugar la presentación del Dossier Nº 14 de EsF “RSC: para superar la retórica”, de la mano de José Ángel Moreno, Presidente de EsF, quien presentó el dossier como una publicación periódica, realizada con una mirada “crítica” y “propositiva”, en esta ocasión centrándose en la Responsabilidad Social, abordada desde distintos puntos de vista por quienes han colaborado en el dossier y acercando más la Responsabilidad Social a una cuestión de “egoísmo ilustrado” de las empresas, que a la “retórica” o “estética”. Asimismo, José Ángel planteó cuatro líneas de actuación imprescindibles en este ámbito: 1. Fortalecimiento de la exigencia social de la Responsabilidad Corporativa, para lo que es necesario un tejido asociativo sólido. 2. La obligatoriedad sin paliativos de los aspectos esenciales a lo largo de toda la cadena de valor. 3. Cambios legales en el interior de las grandes empresas, que permitan la presencia firme de las y los stakeholders en los órganos de gobierno de las compañías. 4. Un mayor control político del mercado y de las actividades económicas. Por su parte, Marta de la Cuesta, Directora de la Cátedra Telefónica-UNED de Responsabilidad Corporativa y Sostenibilidad, compartió cómo bajo su punto de vista, se ha pasado de un “deber ser” normativo en las empresas a un “ser” real, lo que conlleva una dificultad importante en cuanto a la manera de hacer tangible lo intangible, y mostró algunas propuestas sobre la vía en la que incidir en este entorno de globalización imperante en los mercados, por ejemplo, poniendo el acento sobre la responsabilidad en el modelo de negocio (no es una cuestión de filantropía, sino de responsabilidad); mostrando que existen empresas sociales que desarrollan actividades económicas con éxito, siguiendo modelos diferentes a los tradicionales; e insistiendo en la responsabilidad de los consumidores y consumidoras en sus decisiones de compra. José Carlos González, responsable Federal de Responsabilidad Social, Inversión Responsable y Sostenibilidad, COMFIA-CCOO, abordó su artículo “RSE: truco o trato”, desarrollándolo en torno a algunas ideas como: la esquizofrenia de la RSE: lo que se dice y lo que se hace, el proceso de privatización de los DDHH, o la disyuntiva entre quiénes son los “grupos de interés” y los “grupos que interesan”. Asimismo, realizó una visión crítica de la RSE, argumentando que no está funcionando adecuadamente por carecer de indicadores y estar inmersa en una confusión inducida por problemas ideológicos, corrupción, resistencia al cambio, soberbia corporativa… Por último, intervino Juan Hernández Zubizarreta, Doctor en Derecho y profesor en la Universidad del País Vasco, mostrando una perspectiva mucho más crítica de la RSC por considerar que ésta “fortalece el poder de las trasnacionales y no de las mayorías sociales”, siendo las violaciones de DDHH una tendencia y no un hecho aislado. Un poder desmesurado de las trasnacionales (político, económico y jurídico), junto a sistemas de control que no funcionan en el contexto internacional, hace que vivamos en un mundo asimétrico que se desarrolla en torno a lo voluntario, lo unilateral y sin exigibilidad para las trasnacionales, siendo sujetos de “derecho blando”. Para Hernández, la RSC tendría recorrido si fuese acompañada de un Tratado Internacional de Derechos Humanos y si la situación actual fuese sustituida por otro tipo de intervenciones que pasasen por: el cumplimiento obligatorio de la Norma, la inspección pública, las denuncias, la exigibilidad, la aplicación de la justicia, el control público, las sanciones y el cumplimiento de las normas nacionales e internacionales. Estas perspectivas y otras más, las podrás encontrar accediendo a nuestro Dossier.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.