Así fue el cine forum: Un intenso coloquio tanto de temas cinematográficos como sociales

( La crónica la publlicó CineClub FAS en Facebook, que es colaborador habitual de Economistas sin Fronteras, en estos foros)

El pasado 12 de marzo Economistas Sin Fronteras-EsF, como es habitual, colaboró con el Cine Club FAS en la proyección de “Entre las higueras”, coproducción de Túnez/Suiza/Francia/Catar realizada en 2022 por la directora franco tunecina Erige Sehiri.

Para presentar la película y moderar el coloquio contamos con Irati Cifuentes , de Economistas sin Fronteras, acompañada por Safia y Sirin, dos jóvencísimas vascas de origen marroquí, que representaban a Asc Mujeres Musulmanas Bidaya . Bidaya en árabe significa “inicio”, y los objetivos principales de esta asociación fundada en 2008 son empoderar a las mujeres musulmanas que viven en Euskadi, tejer alianzas, y sobre todo sensibilizar a la sociedad sobre los estereotipos que tenemos sobre las mujeres musulmanas y el Islam.

El coloquio fue riquísimo, se comentaron temas cinematográficos, y también sociales. La película ofrece un debate muy amplio, con temas tan universales como el amor, visto desde diferentes perspectivas, el machismo, el consentimiento, la explotación laboral, o los diferentes contextos culturales, religiosos… que tiene cualquier sociedad. Uno de los aspectos más destacados fue la sororidad, ya que incluso a pesar de las diferencias de opinión entre las protagonistas, el apoyo entre las mujeres está siempre garantizado.

Se destacó la calidad del guión, los movimientos de cámara, la dirección de actores y el montaje, que hacen que una película con una historia sencilla se llene de matices y emociones. Desde una perspectiva temática, la realidad que muestra la película no es muy diferente de la que pueden tener mujeres españolas temporeras en Huelva, por ejemplo.

Las invitadas comentaron que trabajan para ayudar a las mujeres musulmanas a integrarse, en muchas ocasiones con problemas idiomáticos o laborales; y lo hacían con todo tipo de ayudas, asesoramiento médico, abogadas, incluso lugares de acogida si se detectaban casos de violencia de género; también se habló de los problemas que podían encontrar a la hora de alquilar un piso. Hubo un largo debate sobre el uso del velo, que ellas defendieron como una decisión propia y no una imposición masculina, y explicaron largamente los motivos culturales o religiosos que les llevaban a ello.

Una de las conclusiones principales que pudimos sacar del debate es la importancia que tiene la comunicación para salvar las diferencias y facilitar la convivencia. A ello se dedica su asociación, y en esa línea nos invitaron a unas jornadas, “Acércate para conocer el Ramadán”, dirigida a jóvenes de 16 a 35 años.

La version original puede verse en este enlace >>

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.