La calidad de los Fondos ISR en España

Por Rocío Macías, Coordinadora del área de RSC e Inversiones Éticas en EsF Artículo publicado en la revista digital AGORA.[space height=»HEIGHT»] Hace ya algunos años, en 2008, dimos a luz desde la Fundación Economistas sin Fronteras a través de la coordinación y participación, en colaboración con la UNED y grandes expertos en la materia, el libro Cómo fomentar la inversión socialmente responsable en España.[space height=»HEIGHT»] La obra realizó un profundo recorrido por todos los aspectos de la inversión socialmente responsable en España. Esta publicación  tomaba como referencia en gran parte, dos estudios previos. En el primero de estos estudios, “Perfomance social y financiera de las empresas españolas que cotizan en bolsa: Propuesta para establecer una metodología y sistema de valoración de índice bursátil de responsabilidad social corporativa”, realizado en el año 2005, se elaboró una metodología innovadora para la construcción de un índice bursátil socialmente responsable adaptado a la realidad española. El segundo estudio, titulado “Estudio sobre la adecuación de demanda y oferta en Inversión Socialmente Responsable en España”, se desarrolló durante 2006 y analizaba si el mercado de la ISR en España se adaptaba a sus necesidades. En ambos estudios  la base de la investigación fue el análisis de la opinión de la ciudadanía, entidades sociales y financieras,  profundizando en sus resultados.[space height=»HEIGHT»] Por tanto, una de las áreas en las que siempre hemos estado investigando, analizando y profundizando es el conocimiento y opinión de la ciudadanía – entre otros grupos de interés- sobre la ISR como una posible vía para que los productos financieros nos lleven a una economía más justa, en base a un  comportamiento más ético, responsable y sostenible de las empresas.  Hacemos incidencia  en la existencia de una vía más responsable en caso de que se quiera invertir en esta clase de productos, y es en este punto dónde quiero profundizar.[space height=»HEIGHT»] En caso de haber decidido invertir, ¿cómo podemos colaborar  mediante esta vía para hacerlo en un producto que realmente cumpla con nuestros valores de obtener y vivir en un mundo más justo y sostenible?[space height=»HEIGHT»] Sólo si sabemos la calidad y características de cada uno de los fondos que hay en el mercado en este momento tendremos la posibilidad de elegir en base a nuestros criterios. Para esto es requisito indispensable que haya transparencia en estos productos y así poder decidir con criterio.[space height=»HEIGHT»] Por ello, desde 2010 la Fundación Economistas sin Fronteras, en colaboración con la Cátedra de Responsabilidad Corporativa y Sostenibilidad de la UNED, y en base a la creación de una metodología específica, analiza la calidad estructural de los Fondos ISR domiciliados en España y gestionados por gestoras españolas que se encuentran disponibles para su contratación por el inversor particular en lo que se ha denominado el Laboratorio de Fondos ISR. Este análisis examina diferentes aspectos respecto a cómo está configurada la estructura de información, control y seguimiento del carácter socialmente responsable de cada fondo, y se refleja en una ficha que contiene una descripción cualitativa y una valoración de calidad ISR.[space height=»HEIGHT»] Toda la información que aparece en las fichas se ha extraído de fuentes de información públicas de cada fondo (folleto registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, folletos comerciales, y otra información recabada a través de las páginas web de las entidades gestoras y comercializadoras). También se realiza con los planes de pensiones de empleo pero con mucha menor profundidad debido a la dificultad a la hora de encontrar la información de los mismos, ya que no es pública como en el caso de los fondos de inversión. La suma total de cada uno de estos aspectos tenidos en cuenta hace que cada fondo tenga su puntuación final.[space height=»HEIGHT»] No podíamos olvidar la importancia que tiene la rentabilidad cuando alguien decide invertir en productos de esta clase por lo que  adicionalmente se ofrece información general e información financiera referente a cada fondo, para poder realizar un seguimiento complementario de su evolución también en este aspecto.[space height=»HEIGHT»] ¿Pero qué es relevante y qué no a la hora de valorar la calidad de los fondos ISR? ¿Cómo establecer si un fondo además de cumplir con mis expectativas tiene otros ingredientes que mejoran el producto final?[space height=»HEIGHT»] Para la Fundación Economistas sin Fronteras como expertos en la materia son clave las siguientes 4 cuestiones tenidas en cuenta a la hora de realizar este análisis:[space height=»HEIGHT»]

– ¿Qué criterios de selección y análisis ISR se han tenido en cuenta a la hora de crear el fondo?

– ¿Se realizan controles post-inversión?

– ¿Cuál es la calidad de la información suministrada por la entidad gestora o comercializadora?

– Por último y no menos importante ¿Cuáles son sus resultados financieros más importantes?[space height=»HEIGHT»]

Aunque estos 4 aspectos son los que se han tenido en cuenta a la hora de analizar la calidad estructural de los fondos ISR, no cabe duda de que existen otros aspectos que se pueden englobar a la hora de realizar el análisis, más teniendo en cuenta que aunque existen definiciones de lo que es la ISR, atendiendo a los diferentes grupos de interés, existen cada vez más matices sobre lo que se considera ISR y lo que no y hacia dónde tendría que ir avanzando este sector para que esta clase de inversión atendiera al significado de sus siglas “Socialmente Responsable”. Pero este es un debate que dejaremos abierto para otra ocasión.[space height=»HEIGHT»] Si entramos en la primera de las cuestiones analizadas observamos que es un aspecto amplio y necesita ser abordado para identificar y profundizar qué es lo que se ha valorado dentro de éste. Desde el área de Responsabilidad Social Corporativa e Inversiones Éticas de Economistas sin  Fronteras le damos relevancia al hecho de que el fondo conste con la presencia de un comité (interno o externo a la entidad financiera) que fije los parámetros y garantice la calidad Ambiental Social y de Gobierno Corporativo (en adelante por sus siglas ASG) o ética del fondo. Se trata de que este comité realice un seguimiento del cumplimiento de los criterios seleccionados por el fondo además de que sus componentes sean independientes para que no exista ningún conflicto de intereses.[space height=»HEIGHT»] Nuestra sorpresa es que en la mayoría de los fondos no existe este órgano vigilante que garantice el cumplimiento de los criterios elegidos para el producto. Esto no significa que nadie vele por este cumplimiento puesto que suelen ser los gestores los que están atentos al mismo pero el Comité asegura de manera constante este mandato para el que fue creado el fondo.[space height=»HEIGHT»] Además de tener en cuenta la existencia de un comité ético se valora la calidad ASG o ética del fondo atendiendo a las fuentes en base a las que se obtiene la información extra-financiera o ética. Estas fuentes pueden ser  la existencia de un ideario ético (que no todos los fondos ISR lo tienen), la contratación de una agencia de calificación ética que les nutra de esta información y los índices bursátiles sostenibles. La importancia de tener un ideario ético radica en que igual que cada fondo tiene una política de inversiones en su parte financiera cómo no tenerlo para su parte ASG, de esta manera se está enmarcando el ámbito sobre el que versará el fondo ISR.[space height=»HEIGHT»] Tampoco se ha valorado igual aquellos fondos que replican un índice de sostenibilidad que los que adquieren la información de una agencia especialista en el análisis de las compañías en sus aspectos ambiental, social y de gobierno corporativo por varios motivos. Los índices de sostenibilidad tienen sus propios criterios a la hora de analizar aquellas compañías que forman parte del mismo y en algunos casos estos criterios cada vez son más difíciles de encontrar o saber cuáles están teniendo en cuenta. Acudir a una agencia especializada además de tener un ideario ético es una manera más profunda y especializada de realizar el control sobre las inversiones. No tenemos que olvidar que se está valorando la calidad; no sólo si es ISR.[space height=»HEIGHT»] Otra de los puntos en los que se profundiza es la participación de los inversores en la creación del ideario, si es que disponen de él, en las reuniones periódicas de seguimiento de la inversión o en la toma de decisiones de qué valores forman parte del fondo. El inversor es un grupo de interés muy importante puesto que es quién compra las participaciones del fondo, tan importante que sin partícipes no existirían estos productos. Ninguno de los fondos cuenta con la opinión del inversor. Quizás si éste fuera tenido en cuenta la ISR en España se desarrollaría más. Dadas las características de estos productos sería responsable tener en cuenta a todos los grupos de interés y cómo no al inversor como uno de los principales.[space height=»HEIGHT»] El último de los aspectos analizados en este primer grupo de cuestiones, referidos a la calidad estructural de los fondos ISR, son los criterios ASG sobre los que tiene que versar la inversión y que les identifica como producto de ISR, son aquellos criterios seleccionados que tienen que cumplir las compañías que formen parte de la cartera de inversión. Dada la tendencia de la ISR, se valoran más los criterios valorativos que los criterios de exclusión puesto que se le quiere dar relevancia a aquellas compañías que se esfuerzan por hacerlo bien, es decir, aquellas que son más responsables de manera global además de no aceptar a aquellas compañías que están inmersas o relacionadas en determinados sectores como pueden ser el armamento o el tabaco.[space height=»HEIGHT»] La segunda cuestión analizada es si existe un control posterior a la inversión que controle si el producto está cumpliendo con los criterios seleccionados, es decir, el mandato para el que fue creado el producto.[space height=»HEIGHT»] Otra de las sorpresas es que muchos de los fondos ISR no tienen reuniones periódicas, de las que se informe al menos, para vigilar si las compañías que forman la cartera cumplen con los criterios seleccionados para el producto en cuestión.[space height=»HEIGHT»] Igual que existen reuniones periódicas para saber si el fondo está cumpliendo con los objetivos financieros marcados debería realizarse de la misma manera sobre las cuestiones ASG que diferencian a estos fondos de otros que no son ISR.[space height=»HEIGHT»] La tercera cuestión analizada tiene que ver con la facilidad al acceso a la información de estos productos y la profundidad y/o calidad de la misma. Los puntos tomados en consideración son dos: la información disponible en los folletos registrados en la CNMV y la que está disponible en su página web. En el primero de ellos se analiza si la información es de fácil comprensión para el usuario interesado y si ésta es completa o no respecto a los criterios y procesos de inversión. En el segundo se estudia si en la página web de la parte comercializadora o gestora contiene información sobre el producto en cuestión, si es de fácil acceso atendiendo a los clics ejecutados (hasta 3 es de fácil acceso, más supone difícil acceso), la existencia o no de una clasificación ISR o ética para esta clase de productos que los diferencie del resto, si la información es competa respecto a los criterios establecidos para la selección de los valores así como su proceso de inversión y si están disponibles los folletos comerciales y de la CNMV en la web. Todo este punto es especialmente importante atendiendo a la transparencia de estos productos respecto a los grupos de interés, concretando en los potenciales inversores o usuarios interesados en estos productos responsables.[space height=»HEIGHT»] El último grupo de características analizadas y no por ello menos importante son las variables financieras, ya que para que la ISR se desarrolle y profundice en su recorrido y pretensiones es necesario que Responsabilidad Social y/o ética en las inversiones vayan de la mano de la rentabilidad, es decir, que la aplicación de estos criterios que la diferencian de otra clase de inversiones al menos no reste rentabilidad al producto. Esto demostraría que la aplicación de esta clase de criterios es una gestión global más responsable y que aporta valor a la inversión y gestión. Es por esto que las variables recogidas en este grupo son:[space height=»HEIGHT»]

– la rentabilidad actual, a un año, tres y cinco,

– el patrimonio del fondo,

– la volatilidad así como la gestora y grupo comercial al que pertenece el producto.[space height=»HEIGHT»]

Por esta importancia es por lo que se publica como portada inicial del Laboratorio de Fondos de ISR un cuadro central con el nombre del fondo, los criterios que tiene en cuenta en el proceso de inversión, la puntuación final del fondo atendiendo a la metodología aplicada para el análisis de la calidad estructural de los fondos ISR y la rentabilidad actual.[space height=»HEIGHT»] En España la gran mayoría de los fondos ISR además son solidarios. Nada tiene que ver una cosa con la otra y respecto a este último aspecto estudiado, como es el de la rentabilidad, desde Economistas sin Fronteras pensamos que esta conexión ha hecho un flaco favor a esta clase de inversión llevando al potencial inversor y a la ciudadanía en general a una confusión respecto al término ISR. Esta clase de inversión lo que intenta en su origen es asistir a la creación de un mundo más sostenible, responsable, justo y humano en el que el comportamiento de los diferentes agentes (compañías, organizaciones y organismos públicos) que impulsan el desarrollo y crecimiento internacional cambien su objetivo de maximización de beneficios económicos por otros acordes con el que sus siglas hacen referencia. Que una parte del fondo sea solidaria, que por lo general suele ser que parte de la comisión de gestión es cedida a proyectos sociales y/o medioambientales, nada tiene que ver con estos objetivos. Pero éste, como algunos otros aspectos planteados en algunos de los párrafos recogidos en este artículo, no pretenden ser abordados en este espacio. Sólo pretendíamos aportar un poco de luz sobre los posibles elementos que se pueden tener en cuenta a la hora de analizar la calidad de estos productos y ver si satisfacen nuestras expectativas a la hora de aportar un nuestro granito de arena hacia un mundo más responsable y sostenible mediante nuestra inversión en un producto de esta clase.[space height=»HEIGHT»] Puede consultar la información referida en este artículo en el siguiente link http://responsabilidad-corporativa.es/isr/laboratorio-de-fondos-isr y poniéndose en contacto con el área de Responsabilidad Social Corporativa e Inversiones Éticas de Economistas sin Fronteras (www.ecosfron.org). Este proyecto ha sido desarrollado gracias a la financiación y colaboración de la Cátedra de RC y Sostenibilidad de la UNED con la que lamentablemente no podremos contar este año. Intentaremos mantener este proyecto en la medida de nuestras posibilidades puesto que lo consideramos una información importante para la ciudadanía y en el sector.[space height=»HEIGHT»]  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.