La lucha juvenil por la justicia global no tiene fronteras

Por José Andrés Soberbio Martín

11754325_1606738682927544_5529411798439884413_o

Durante los pasados dos meses he disfrutado de una experiencia muy enriquecedora tanto académica como personalmente, viviendo la realidad de la ciudadanía dominicana, a través del proyecto “Experiencia en terreno como herramienta para la Sensibilización y la Educación para el Desarrollo” del Centro de Iniciativas de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Granada y con el apoyo de Economistas sin Fronteras y el Centro Pedro Francisco Bonó.

La actividad de voluntariado la desempeñaba en el Centro Bonó junto a maravillosas personas con quienes aprendí mucho sobre la vida dominicana, sobre las actuaciones que se llevan a cabo desde la institución, además del funcionamiento de la ONG. Elaboré informes, mapas conceptuales, participé en múltiples reuniones del equipo y ayudé en la elaboración de una campaña con jóvenes sobre las dificultades y necesidades que tiene este grupo de edad para lograr una estabilidad laboral y financiera.

Tras el trabajo de voluntario de cooperación tengo un gran conocimiento sobre la realidad de la juventud dominicana y las dificultades a las que se enfrentan para estudiar, trabajar o conseguir estabilidad, que quitando algunos matices o aspectos no se diferencian de con las que los jóvenes europeos luchamos a diario también.

11754694_1606739219594157_7547489921881973997_oAl igual que en el proyecto “Desafiando la Crisis” estos jóvenes dominicanos se han unido junto a otros movimientos sociales para poder lograr un trabajo decente. De esta unión ha surgido una campaña liderada por estos mismos jóvenes de la ciudad de Santo Domingo denominada: “Juventud y Trabajo”. Dentro de esta campaña los jóvenes están poniendo en la palestra pública la necesidad de un plan nacional que proporcione trabajo y estabilidad económica a este segmento de la población. El 12 de agosto realizarán parada cívica frente al Ministerio de Trabajo para hacer constar sus reclamaciones.

Desde hace alrededor de dos años más de 60 jóvenes de 6 países europeos estamos trabajando para conseguir un mundo más igualitario y justo, y lo hacemos a través del proyecto “Desafiando la Crisis” con la que pretendemos conseguir que el año 2018 sea proclamado el Año Europeo de la Economía Social y Solidaria (ESS). 

Y como nuestros copañeros/as dominicanos queremos aprovechar el 12 agosto, el Día de la Juventud, para mostrar que a pesar de las dificultades, los jóvenes seguimos en pie exigiendo cambios. Si quieres apoyarnos puedes apoyarnos firmando nuestra petición para que la Economía Social y Solidaria pase a estar en la agenda política europea, porque ¡los jóvenes queremos una economía para las personas y para el planeta!

La ESS busca el bienestar de las personas por encima del beneficio económico. Bajo esta premisa de poner en el centro a las personas y que estas vivan una vida que sea digna de vivir podemos encontrar unos principios básicos en la Carta Solidaria de la red de redes de economía alternativa y social (REAS).

 

11539067_406088332918655_4858243272442107100_o

 

Si apuestas por una Economía Solidaria, ¡firma nuestra campaña!

firma

La campaña "La Economía, para las personas" cuenta  con el apoyo de diferentes organizaciones europeas como son: Economistas sin Fronteras, Coordinamento di Iniziative Popolari di Solidarietà Internazionale,  Fondazione Culturale Responsabilità Etica, Instituto Marquês de Valle Flôr, Slovenian Global Action  y también con el apoyo de la Comisión Europea, La Agencia Española y Andaluza de Cooperación Internacional para el desarrollo, dentro de los proyectos "Desafiando la crisis" y "Universitari@s por una economía más justa, Andalucía-fase II" respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.