23 diciembre, 2019
RSC

Reglamento sobre la sostenibilidad en los servicios financieros

El 27 de noviembre de 2019 fue aprobado el Reglamento (UE) 2019/2088 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros.

La decisión de proponer y aprobar este Reglamento tiene como base fundamental el compromiso de la Unión Europea con la aplicación de la Agenda 2030, cuyo núcleo lo constituyen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En consonancia con este compromiso, la economía europea debe dar pasos ambiciosos hacia la sostenibilidad, la hipocarbonización, la circularidad y la eficiencia en el uso de recursos, por lo que el mercado de inversiones deberá jugar un papel esencial en esta transformación.
 
Hasta la fecha, la información disponible para los inversores en materia ASG por parte de las entidades que componen el mercado financiero, no se encontraba regulada y mucho menos estandarizada, por lo que los inversores tenían acceso divergente a datos específicos sobre la sostenibilidad de sus inversiones, haciendo su toma de decisiones más difícil bajo esta perspectiva.
 
A partir de la aprobación de este Reglamento, los inversores deberán informar sobre sus procesos de «debida diligencia» que evidencien cómo identifican, previenen y mitigan los impactos adversos de sus inversiones en la sociedad y en el planeta, así como las acciones llevadas a cabo para para gestionar dichos impactos. En este sentido, los inversores deberán tener un enfoque y un sistema definidos sobre cómo hacer frente a los impactos de sus inversiones en términos de sostenibilidad, a la vez que informan de manera organizada y transparente sobre los mismos.
 
Si bien la regulación europea ya contemplaba requerimientos referidos al cambio climático y la protección del medio ambiente, este Reglamento instruye a los participantes del mercado financiero incluir, además, información sobre Derechos Humanos, bienestar de las personas trabajadoras, políticas anti-soborno y anti-corrupción, entre otras. En otras palabras, el término sostenibilidad en este Reglamento se refiere a criterios Ambientales, Sociales y de Buen Gobierno (ASG).
 
De modo innovador, la información que el Reglamento requiere que se publique contiene dos tipos de riesgos e impactos: 
 
1. Impactos de las inversiones en relación a la sostenibilidad
2. Impactos de los temas referidos a la sostenibilidad sobre el valor de las inversiones
 
Así, las entidades que se encuentran sujetas al cumplimiento de este Reglamento, que entra en vigor el 29 de diciembre de 2019, deberán asegurarse que la información requerida se encuentre publicada en sus páginas web y sea regularmente actualizada. Es crucial que esta información sea congruente y transparente, acorde a todos los artículos del Reglamento, cuya versión completa en español puede encontrarse en el siguiente link.
 
Las autoridades europeas de supervisión deberán presentar hasta el 30 de diciembre de 2020 los estándares técnicos regulatorios que designen indicadores aplicables en materia ASG.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.