Crítica al Desarrollo. Pensamientos reivindicando el Abstracto por Norberto Ruíz de Sevilla

Hace unas semanas tuve la oportunidad, gracias a EsF, de asistir a un taller impartido por Eduardo Gudynas.

En ellas hizo hincapié en la necesidad de traducir a medidas cercanas y reales el discurso de la izquierda, presentando una alternativa real al sistema, y así frenar el auge de la extrema derecha. Animando así a abandonar el abstracto.

Ahí comenzó mi discrepancia.

Ya que pienso que en la construcción de una nueva realidad realmente debemos centrarnos en el abstracto. Huir de toda regla.

Gudynas nos contaba como el concepto desarrollo se había centrado en el significado económico. Dejando de lado el desarrollo social, medioambiental…

Por ende, tradicionalmente se ha luchado en pos del desarrollo con las armas que el propio sistema te da. Castrando los sueños, las aspiraciones, e incluso incapacitándonos a la hora de imaginar un futuro mejor.

Ahí entra el abstracto, la necesidad de reivindicar la libertad de pensamiento, la libertad para destruirlo todo, y volver a construir.Porque solo huyendo de todas estas reglas podremos realmente soñar con el futuro que queremos.

Así, debemos construir Futuro. Utopía. Meta.

Ese capital que va creando una sociedad enferma, desnaturalizada, contraria a su propia esencia.

Aquí vuelvo a tomar la obra de Gudynas, ya que aquí el concepto del buen vivir se presenta no como una alternativa económica, o social.Sino como una revolución mental.

Una reivindicación de la vida frente al capital (Oh, Capital, mi Capital.)

Al igual que la economía feminista.Tan necesaria. Tan marginada.Pese a ser la única con legitimidad para plantar un debate real sobre como la vida ha da ser vivida.

En esta ocasión esta alternativa también contó con su espacio en las jornadas, poniendo el foco en la distinción entre sector productivo y el sector de los cuidados. Recalcando la ironía que supone invisibilizar este último, ya que el sector productivo en el que se basa el motor económico actual necesita del sector de cuidados para su supervivencia.

Así como las consecuencias que esto conlleva para las mujeres, como rol de género tradicionalmente asociado por el patriarcado con estas tareas.

Tras las jornadas veo en los movimientos sociales, y en las mujeres especialmente, la llave de un futuro más justo. Futuro que pasa por la creación de un nuevo imaginario que rompa con los ideales impuesto por el neoliberalismo y el patriarcado, y por el fomento en pos de crear una nueva hegemonía basada en la dignidad y el respeto a la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.