«El futuro de la alimentación en el mundo», nuevo Dossier EsF

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados en septiembre de 2015 por la Asamblea General de Naciones Unidas, representa una ambiciosa agenda (Agenda 2030) de la comunidad internacional para hacer frente a los numerosos desafíos a los que la humanidad se enfrenta, tanto en los países en desarrollo como en países desarrollados.

El objetivo número 2 de los ODS es «Erradicar el hambre en el mundo». Existe la opinión generalizada de que la prevalencia del hambre en el mundo —821 millones de personas en 2017 según estimaciones de FAO— es una lacra social que revela una falta de ética en los gobernantes y de que es muy difícil de entender que en una sociedad tan avanzada, con tanto conocimiento y medios tecnológicos, aún haya tanta gente en el mundo que pase hambre, e incluso que se muera de hambre. Pero, en realidad, el objetivo de erradicar el hambre en el mundo es un objetivo complejo, puesto que el logro de una seguridad alimentaria plena requiere incidir en numerosos aspectos. No es por casualidad que en el Panel de altos expertos del Comité Mundial de Seguridad Alimentaria, residenciado en FAO, haya científicos de ramas tan diversas: agrónomos, biólogos, bioquímicos, físicos, juristas, economistas, sociólogos, meteorólogos, edafólogos, nutricionistas, ingenieros y politólogos.

En este dossier se reflexiona sobre el preocupante cambio de tendencia en la lucha contra el hambre desde 2015, pues el número de personas que pasan hambre ha aumentado por segundo año consecutivo, poniendo en riesgo el logro del objetivo 2 de los ODS, «Erradicar el hambre en el mundo», y profundiza en temas como el necesario aumento de la productividad agraria de forma sostenible, lo que la FAO denomina intensificación sostenible; el papel de la biotecnología en el aumento de la productividad agraria y en la reducción de los impactos ambientales y de las emisiones de gases efecto invernadero; la importancia de la reducción de la pérdida y de los desperdicios de alimentos para aumentar la disponibilidad de alimentos y reducir impactos ambientales y despilfarro de recursos; el impacto de los sistemas alimentarios y la dieta en el medio ambiente y en el cambio climático, que tiene en cuenta no solo la producción responsable de alimentos, sino también su consumo responsable; y la volatilidad del mercado y de los precios de los alimentos y la importancia de los sistemas de información de mercados para mejorar la seguridad alimentaria mundial.

El dossier se completa con dos trabajos que abordan los aspectos políticos del hambre: el papel e impactos de la cooperación y la ayuda al desarrollo en la lucha contra el hambre y la necesidad de una nueva gobernanza global de la agricultura y la alimentación para lograr avances en la erradicación del hambre en el mundo. Estos dos trabajos demuestran que acabar con el hambre en el mundo no es solo un problema tecnológico, sino también, y sobre todo, un problema político.

Para ver y descargar el Dossier haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.