30 abril, 2016
Euskadi

Resumen de la ponencia inaugural de las III Jornadas #OtraEconomíaEstáEnMarcha por Enrique Estaban, Donostia.

Por Enrique Esteban Merino, Donostia. En primer lugar Stefano Prato se dedicó a explicar la Teoría del Cambio. Esta teoría consiste en el análisis de cómo ha evolucionado el capitalismo contemporáneo, y en ella se pueden destacar siete factores:
  • Proceso de mercantilización: Cada vez es mayor la cantidad de bienes considerados comercializables, con un valor monetario. No solo por que se hayan inventado y creado más tipos de cosas, sino porque recursos que eran considerados libres están cada vez más privatizados.
 
  • Homogeneización de la globalización: Los procesos de globalización son cada vez más parecidos en los diferentes puntos del planeta y están siendo llevados a cabo por las mismas corporaciones. Hay 25 corporaciones que crecen progresivamente, acaparando cada vez más, y no se dedican principalmente a producir cosas materiales.
 
  • Gran nivel de financiarización: La relación entre la economía real y la economía financiera varía continuadamente hacia un mayor peso de la economía financiera, especulativa.
 
  • Estructuras patriarcales: A nivel mundial, aunque se hayan dado algunos pasos en términos de igualdad de género, seguimos viviendo en un sistemaza sumamente patriarcal, donde el trabajo de cuidados sigue invisibilizado y las mujeres quedan relegadas a un segundo plano.
 
  • Pérdida continua de soberanía de los gobiernos: Los organismos supranacionales abarcan cada vez más competencias de los gobiernos estatales, que ven muchos problemas como superiores a ellos y dejan la actuación a estos organismos que en muchas ocasiones funcionan de formas dudosamente democráticas. Esto se traduce en una pérdida de soberanía de los pueblos en general.
 
  • Empequeñecimiento del espacio democrático: Los espacios de diálogo y política participativa son marginales, no toman grandes decisiones. El espacio público se lo están apropiando las grandes corporaciones a partir del argumento de que son agentes sociales de gran importancia.
  Nos encontramos ante una necesidad de volver a ligar la economía con la gente y el planeta, y para ello tenemos que trabajar en colectivo. Pero existe y han implantado una cultura del miedo para perpetuar este sistema. Vivimos rodeados de violencia, en múltiples variantes, a la vez que se está dando un proceso de reclusión social voluntaria en cuanto al crecimiento de la vida social virtual y el cambio en las relaciones sociales hacia un aislamiento social. Y, ¿Qué propone Steffano Pratto como medio para abandonar esta tendencia y satisfacer las necesidades de la sociedad? Uno de los pilares a su entender son los Derechos Humanos, entendidos consecuentemente. Reivindica que tiene que haber o tenemos que crear espacios políticos públicos donde se hable de derechos humanos, y allí deben participar los poseedores de los mismos, o lo que es lo mismo la gente, el pueblo. Actualmente el lenguaje de los Derechos Humanos está siendo apropiado por los defensores del sistema del cambio, las corporaciones, que a su vez son las mayores infractoras de éstos, y de no tomar el debate sobre esto en las capas populares acabarán siendo papel mojado. Otra línea que sostiene el ponente es dejar de pensar en la pobreza en sí misma, deberíamos hablar de desigualdad, ya que cuando se habla de pobreza se la trata como algo que no nos pertenece. La desigualdad nos afecta a todos. También dice de la necesidad de dejar de hablar en términos de medias, ya que invisibiliza la desigualdad y despersonifica la sociedad. Mis conclusiones al reflexionar sobre la ponencia, teniendo en cuenta que en una o dos horas una persona no puede explicar toda su teoría o su entendimiento de la sociedad y cómo trabajar por cambiarla, van un poco en la línea de que no se incidió en la raíz del problema. Steffano Pratto no hizo alusión a que esta teoría del cambio va acompañada de una visión de la economía, la producción, como una simple forma de hacer negocio, de hacer crecer más y más unos capitales. Toda la teoría del cambio se da como factor del proceso de acumulación capitalista. A mi entender no se puede aspirar a un entendimiento consecuente de los Derechos Humanos en unos organismos y estructuras que se han encargado y se encargan de velar por la continuidad de un sistema de producción que crea necesariamente desigualdad y ve el planeta y la sociedad de una forma economicista. No creo que se pueda plantear una satisfacción efectiva de los Derechos Humanos sin plantear una ruptura con el capitalismo. No digo que piense que la única forma de satisfacer muchos de estos derechos pase necesariamente por la destrucción del modo de producción capitalista, pero si veo la necesidad de plantear que la causa de las desigualdades se encuentra en la forma en que se distribuyen los recursos y se producen los bienes y servicios; y dentro del capitalismo hablar de Derechos Humanos es hablar de parches para la continuidad del sistema de una manera menos violenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.